Camas para Perros Pequeños o Chicos

Las camas para perros pequeños son las más extendidas. Generalmente, es bastante normal que un Yorkshire tenga su propia camita al lado del sofá, mientras que nos resulta algo más extraño que un Dogo Alsaciano también la tenga. Aquí te presentamos unas de las del primer tipo, selecciona la que más te guste para conocer más.

Las mejores camas para perros chicos o pequeños

A la hora de comprar camas para perros pequeños, tienes que tener algunos aspectos en cuenta para que no tengas ningún tipo de problema. A continuación, te mencionamos cuáles son esos aspectos:

  1. La cama debe ser lo suficientemente grande: Lo primero que tienes que tener en cuenta es que, aunque la cama sea para un perro pequeño, ésta tiene que tener un tamaño suficiente. Déjale un espacio que sea suyo, un poco más grande de lo que podría necesitar, para que se sienta cómodo.
  2. Si es de cueva, mejor: Hay un tipo de cama que tiene forma de cueva que es especialmente bueno para aquellos perros más pequeños. En realidad, son una buena opción para cualquier tipo de perro, pero los pequeños las aprecian más, porque les aportan mayor seguridad y calor.
  3. Prima siempre la calidad: Como siempre, la calidad es importante. Si eliges una buena cama para perro, resistente y que aguante a largo plazo, lo agradecerás. De lo contrario, tendrás que acabar comprando una cada dos meses. Y es que, como ya debes saber, los perros, antes de tumbarse, suelen rascar el lugar donde se van a tumbar, y también tienden a mordisquearlo, así que elige la de mejor calidad.

Si tienes en cuenta estos puntos, podrás hacer que tu amigo peludo esté más cómodo de lo que jamás habría podido imaginar. En nuestro caso particular, te recomendamos esta cama para perro pequeño, especialmente pensada para perros del tamaño de un Yorkshire o un Pinscher.

camas para perros con base impermeable para perros chicos con cojin

Como ves, las camas para perros pequeños son el mejor regalo que le puedes hacer a tu pequeñín. Ten en cuenta, además, que los perros pequeños suelen tener más frío que los grandes, por lo que es especialmente importante que tengan su camita para que no se tumben en el suelo puedan dormir y descansar como se merecen.